Entrevista a Peru Sasia, consejero de Banca Etica, en el periódico Deia, Diario de Noticias, Noticias de Gipuzkoa y Noticias de Alava


perusasia_20806_1¿Qué significa banca ética?

-La banca ética como concepto surgió mucho antes de la crisis y de una doble reflexión: por un lado de las personas ahorradoras que se preguntan qué pasa con su dinero y cuáles son las consecuencias de depositar esos ahorros en una entidad concreta; y del otro, una reflexión sobre el derecho al crédito. ¿A quién se le debe dar? ¿En qué condiciones? ¿Bajo qué circunstancias? La banca ética es la respuesta a esa idea de consumo responsable de productos financieros y el crédito como derecho. Los proyectos que han surgido son esencialmente de acción colectiva. Personas y organizaciones que se reúnen, normalmente en una estructura cooperativa muy interrelacionada construyendo una entidad financiera sobre la base de la transparencia. Dicho sea de paso, son proyectos bancarios como cualquier otro. Fiare tiene el número 1.550 como entidad establecida por el Banco de España.

¿Eso significa que ofrece los mismos productos que cualquier otra entidad financiera?

-Técnicamente sí, con dos salvedades importantes. Nosotros restringimos el crédito a proyectos de actividad económica de ámbitos muy especiales. Son proyectos que generan un alto impacto social o que atienden a algunas injusticias o desequilibrios de nuestra sociedad. Una de las características de la banca ética es que reduce los ámbitos de financiación sometiéndolos a estrictos criterios de valoración ético-social. Y en segundo lugar, no ofrecemos a nuestros ahorradores productos de naturaleza especulativa.

¿Funciona entonces como una bolsa en la que se depositan los ahorros que se destinan a préstamos?

-Como debería ser cualquier banco. Fiare es un intermediador financiero. Los ahorradores depositan sus fondos y con ese dinero se genera una actividad financiera de apoyo a determinados proyectos. Precisamente eso es lo que inicialmente era la actividad financiera, pero las entidades actuales se han desarrollado y han crecido, experimentando una especie de metástasis, que además de generar algún bien social, que también, han traído males y muchos desequilibrios.

¿Una entidad con fines sociales como lo fueron las cajas de ahorro en su origen?

-Y las cooperativas de crédito. Y seguro que si pensamos en una entidad financiera que hoy sea un gigante transnacional, también nos encontraremos con alguna familia que hace más de un siglo creo un pequeño banquito. La clave no es cómo naces, sino la consolidación y en qué te conviertes cuando creces.
Seguir leyendo en:  http://www.deia.com/2015/05/03/economia/nuestros-clientes-no-miran-tanto-el-tipo-de-interes-y-no-nos-exigen-la-cuberteria

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: