RAZONES PARA IMPULSAR UNA BANCA ÉTICA Y CIUDADANA

Algunos llevamos muchos años queriendo dar la vuelta a muchas cosas.
Además de la queja por tantas cosas que no nos gustan, y del deseo de llegar a lo que quisiéramos, no podemos perder más tiempo en lamentar ni en soñar.
Es tiempo de realidades.
Es momento de evidenciar que podemos cambiar cosas.

La Banca Ética es ya una realidad entre nosotros, y su dimensión, extensión, propagación y crecimiento está SOLO en nuestra mano.

Un buen número de personas e instituciones hemos apostado al desarrollo de la Banca Ética.
Le hemos apostado al modelo FIARE (www.fiare.org/)
Pero necesitamos ser más.
Y para ello, te invito a conocer.

Te anuncio una conferencia que organiza FEIS – CCOO (www.feis.es) cuya invitación es la que sigue.
Es una buena oportunidad para constatar como uno de nuestros sueños ha tomado cuerpo y está creciendo. Ya es real.

La conferencia RAZONES PARA IMPULSAR UNA BANCA ÉTICA Y CIUDADANA, estará a cargo de Peru Sasia, Presidente de la Fundación FIARE.

Si puedes y quieres, allí nos veremos.

20120524-235205.jpg

El imperativo de la rebelión: construir alternativas

Peru Sasia, Proyecto Fiare de Banca Ética / El título suena fuerte, ya lo sé, al menos la primera parte. Pero todo parece indicar que es lo único que nos queda. Se nos sumerge cada día en montañas de información y desinformación sobre mercados nerviosos, mercados calmados, deudas soberanas, rescates billonarios, y todo un muestrario de oscuros procesos que se desarrollan en eso que se llama la “esfera macroeconómica”.

Artículo escrito para Gai Monografikoak 43

Artículo en pdf

Y cuando conseguimos sacar la cabeza para respirar un poco de realidad, nos encontramos con procesos ya nada oscuros que afectan a nuestro día a día, a nuestra economía doméstica, a nuestro empleo, a nuestra salud y a cualquier otro aspecto que incide directamente en el bienestar de todos y cada uno, especialmente de las personas más fragilizadas. Y volvemos a los oscuros procesos que esta vez conectan una cosa con la otra, sobre la base de razonamientos simples (habría que decir “simplones”) que intentan demostrar, más allá de toda duda razonable, que esas medidas que vienen de la escala macro a nuestro quehacer cotidiano son imprescindibles si queremos superar la crisis, rescatar el empleo, aumentar el consumo y, al final de este cuento de la lechera, recuperar el bienestar.

El resultado de toda esta dinámica es una sensación de que las decisiones políticas están, en el mejor de los casos, radicalmente condicionadas por poderosos agentes económico-financieros. Hay otras dudas razonables que apuntan un poco más lejos: estamos asistiendo a un desmantelamiento global de las estructuras y capacidades de la democracia, en manos de quienes hoy, de hecho, detentan el poder en nuestra sociedad global. Y ante esta realidad, la pregunta es inmediata: ¿cuál es la respuesta responsable de aquellas personas y organizaciones que quieren rebelarse contra este estado de cosas, contra esta deriva a la que el neoliberalismo desatado nos está conduciendo?
Afrontar esta pregunta y comprometerse en promover posibles respuestas es, en estos tiempos, un imperativo ético irrenunciable, y conduce a una serie de actitudes ciudadanas que empiezan por un ejercicio serio y continuado de solidaridad y por la construcción colectiva de espíritu crítico frente a los relatos neoliberales. Pero no terminan ahí, ni mucho menos. La movilización y la respuesta indignada, de la que estamos viendo algunas esperanzadoras muestras en estos últimos tiempos, se muestran como reacciones inevitables ante ese desvanecimiento (otra vez, en el mejor de los casos) de políticas públicas responsables que sean capaces de embridar este capitalismo desatado y protejan el bien común.

Pero es necesario entender que, aun siendo la solidaridad, la construcción colectiva de espíritu crítico y la respuesta indignada exigencias ineludibles hoy en día, no son suficientes. Es necesario dar un paso más. Es necesario recuperar la militancia económica a la búsqueda de alternativas. Una militancia que construya nuevos circuitos económicos, vinculando a personas y organizaciones en procesos de acción colectiva que se desarrollen de acuerdo a criterios radicalmente distintos a los que actualmente marcan el quehacer económico. Alternativas que operen como gérmenes de transformación, que crezcan a medida que van agregando en su acción a personas y organizaciones comprometidas con esa transformación. Gérmenes que sin duda serán (al menos inicialmente), circuitos cortos de producción, distribución y consumo. Alternativas que no transformarán el sistema económico en el corto plazo, pero que tienen una serie de valores que merece la pena destacar. Su primer valor es simbólico: muestran que la realidad se puede transformar, aunque solo sea a pequeña escala. El segundo es cultural: la acción colectiva refuerza el espíritu crítico y contribuye a mantener valores como la cooperación, la solidaridad o la sencillez en el consumo, que el nicho cultural neoliberal lucha por desterrar definitivamente. El tercero es práctico, en la medida que son capaces de ofrecer a personas y organizaciones gravemente fragilizadas una esperanza de desarrollo que el sistema económico actual les ha negado.

El proyecto Fiare

El proyecto Fiare de Banca Ética (www.proyectofiare.com) es una de esas alternativas, que apuesta por consolidarse ni más ni menos que en el ámbito financiero. Promovido inicialmente por la Fundación Fiare desde Euskadi, es hoy una densa red con más de trescientas organizaciones jurídicamente vinculadas y más de dos mil quinientas personas socias en todo el estado. Organizaciones que proceden de ámbitos como la lucha contra la exclusión, la cooperación al desarrollo, la agroecología o la transformación en valores. Fiare se inserta en ese rico mundo de las propuestas de alternativa que constituye la Economía Solidaria (www.economiasolidaria. org), tratando de ofrecer crédito a proyectos que luchan por la regeneración de nuestras sociedades. Con un capital social superior a los tres millones de euros, Fiare ha sido capaz de crear un circuito de intermediación financiera que, al cierre del 2011, ha recogido más de 28 millones de ahorro y ha concedido financiación a más de ciento cincuenta proyectos de alto valor social, por un importe total superior a los 25 millones de euros.

Operando inicialmente como agente de Banca Popolare Ética (www.bancaetica.com), Fiare ofrece a la ciudadanía la posibilidad de suscribir depósitos bancarios completamente legales, así como de conceder prácticamente todos los productos de financiación a aquellos proyectos que, como decíamos antes, luchan por la regeneración de nuestras sociedades. En su proceso de desarrollo, Fiare se encuentra actualmente diseñando con Banca Popolare Ética un proyecto de integración de las bases sociales de ambas organizaciones, con el objetivo de crear una estructura cooperativa con más de cincuenta mil personas y organizaciones socias, capaz de operar en Italia y en todo el estado español ofreciendo los servicios bancarios habituales. Es un proceso tremendamente ilusionante, que necesita de la incorporación del mayor número posible de personas y organizaciones para consolidar un proyecto sostenible.

Hay muchas más cosas que decir de Fiare, como la dinámica de participación basada en grupos locales de personas socias, su estructura de evaluación éticosocial de los proyectos que solicitan financiación, su escala salarial (limitada a un ratio 1:2) o su política de trasparencia, pero quizás sea mejor no seguir con la descripción e invitar a quien esté interesado a acercarse al proyecto y conocerlo a fondo. Es la mejor manera de entender el valor de esta propuesta de alternativa financiera y dejarse enganchar por ella. Una propuesta que sabe de la importancia de la dimensión relacional en la construcción de actividades económicas orientadas al bien común y, por eso, convoca a la ciudadanía no solo a consumir, sino a construir banca ética.

Una última reflexión: merece la pena preguntarse qué agentes sociales pueden estar en estos momentos especialmente preparados para contribuir en la construcción de estas alternativas. Quiénes llevan en su cultura y en su historia los mimbres necesarios para desarrollar una acción colectiva de este tipo. Quiénes tienen la capacidad de movilización y la legitimidad para contribuir en este inaplazable reto. No quedan muchos, la verdad. Y quizás por esa razón sea esta una pregunta que el movimiento sindical debe hacerse cada día.

Reunión del Grupo Local de Fiare en Alicante, 24/05/12 17.00 h.

Estimadas/os amigas/os,

Os informamos que el próximo jueves 24 de mayo, a las 17.00 h. (finalización prevista 18.30 h.), nos reuniremos el Grupo Local de Fiare en Alicante, en nuestra sede en Centre Feina Alacant de C/ San Raimundo, 21 (Barrio San Blas).

Si estás interesada/o en conocer, colaborar y participar en la construcción de este proyecto de Banca ética, cooperativa y ciudadana, te invitamos a asistir a esta reunión.

Los grupos locales en Fiare son una herramienta esencial para la participación, difusión del proyecto, acercar las realidades, implicar a las personas,… para más información visita:

www.proyectofiare.com

https://fiarexarxavalenciana.wordpress.com/

No dudes en contactar con nosotros para ampliar información, y reenviar este mail a cualquier persona o entidad interesada.

Confírmanos asistencia al correo de alicante(arroba)proyectofiare.com

Pasa a la acción! Participa en la construcción de un banco ético en manos de la ciudadanía.

 

MEMORIA DE LA BANCA ÉTICA FIARE – 2011

20120510-000432.jpg

Descargar memoria en pdf.

No es exagerado decir que el año 2011 ha supuesto en diversos aspectos el cierre de una etapa. Una etapa que podríamos llamar “fundacional”, en la que hemos ido construyendo la estructura social básica de Fiare y delineando nuestro estilo de funcionamiento. Una etapa en la que, como sabéis, hemos apostado por desarrollar junto a esta construcción social una actividad financiera incipiente, como agentes de Banca Popolare Ética, que nos permitiese ir creando un circuito de intermediación capaz de conectar ahorro y crédito para la trasformación social. Ha sido una apuesta arriesgada y muy costosa, que hemos podido llevar a cabo gracias al compromiso de un gran número de personas y organizaciones que han trabajado sin descanso, creyendo cada día un poco más en que Fiare es un proyectos que merece la pena, y haciéndolo posible. Una apuesta en las personas de nuestra estructura profesional han asumido buena parte de la carga, y cuya entrega y buen hacer queremos reconocer de forma explícita en estas líneas.
La crisis financiera y sus demoledores efectos en las personas más débiles y en las organizaciones que trabajan con ellas han venido a reforzar la dolorosa evidencia que nos empujaba a iniciar nuestro camino. Sabemos, y confirmamos cada día, que la apuesta por construir un Sistema de Banca Ética asentado sobre la acción colectiva no es solo posible, sino necesario y urgente. Desde esta convicción cerramos una etapa y afrontamos un nuevo escenario, en el que la fase de agentes va tocando a su fin.
El año 2012 nos abre a un nuevo proceso en que tanto Banca Popolare Ética como Fiare apostamos por crear un proyecto conjunto que nos permita consolidar una cooperativa de amplia base social. Para Fiare, este nuevo escenario supone seguir avanzando en lo que desde el principio de nuestra andadura fue nuestra mayor apuesta: poder operar en todo el Estado como cooperativa de crédito, ofreciendo progresivamente los servicios bancarios habituales y reforzando así un circuito de intermediación que permitiese orientar el crédito a la construcción de una sociedad más justa e inclusiva.
En esta nueva fase, los retos que afrontamos además del desarrollo operativo de la Cooperativa, siguen siendo los mismos, y muy especialmente reforzar el capital social, creando una base social cada vez más fuerte y cohesionada, con unas estructuras de participación que nos permitan seguir pegados a la realidad, y pongan en valor las capacidades de todos los que, día a día, construimos Fiare. Tenemos los mimbres necesarios para hacerlo. Desde las estructuras de coordinación de nivel territorial y estatal hasta los grupos locales, la base social de Fiare ha ido poco a poco consolidando una realidad dinámica en continuo desarrollo que mira la futuro con serena ilusión. Hemos contado en este camino con la impagable aportación de un Comité de Ética que ha asumido la difícil encomienda de ir entrelazando los elementos necesarios para que Fiare sea un proyecto con unos contornos éticos sólidos, entre los que es necesario destacar nuestra metodología de evaluación ético-social de las solicitudes de financiación y la estructura de comisiones territoriales que la desarrolla.
Podemos decir que 2011 ha sido un año histórico para Fiare. Pero tendremos que admitir que, para un proyecto tan joven y tan difícil como el nuestro, todos los años lo son. Cada día que pasa, cada logro y cada lección aprendida, van construyendo una historia que o ha hecho más que empezar. Hoy sabemos, con más evidencias que ayer, que podemos seguir construyendo el proyecto Fiare, que cada vez son más quienes quieren hacerlo con nosotros y sobre todo que merece la pena. Esto es precisamente lo que esta memoria 2011 pretender reflejar.
La Junta de Redes Social de Fiare

20120510-000352.jpg

La sociedad civil apuesta por finanzas más éticas

Más de un centenar de personas participaron en las jornadas de Banca Ética organizas por asociaciones de la comarca de l’Horta Sud

 Image

En las jornadas se expusieron las experiencias de Triodos Bank, Banca ética Fiare y Caixa Popular como alternativas de ahorro y crédito a una banca en gran medida responsable de esta situación de crisis. En las jornadas se presentó el informe sobre “La banca armada: inversions explosives de bancs i caixes” a cargo  de Jordi Calvo, economista e investigador sobre movimientos sociales y  cultura de paz.

De la indignación a la acción

Las asociaciones organizadoras creen que es necesario poner en marcha estas  propuestas de cambio para construir alternativas que nos lleve a otro modelo de sociedad más justo.  La banca ética se está convirtiendo en una respuesta eficaz para atender las necesidades financieras que muchas entidades sociales y personas requieren en estos momentos. Cada día más proyectos, que hasta ahora se financiaban a través de la banca tradicional, se dirigen hacia este modelo alternativo.

Los datos

Caixa Popular es una cooperativa de crédito con 237 socios trabajadores y 130 cooperativas valencianas socias que tiene 117.000 clientes de los cuales casi 3.000 son asociaciones. Cuenta con 59 oficinas en la provincia de Valencia y mantienen líneas de financiación para emprendedores y cooperativas, ya que su inversión sobre acreedores es del 88%, lo que les permite seguir prestando dinero, al contrario que la mayoría de entidades bancarias que superan el 100 %.

Fiare  cuenta con 2.300 personas y más de 300 organizaciones socias, que han aportado ya 3 MM de euros de capital social. Cerca de 1.800 clientes que han aportado 30 MM de euros en ahorro, depósitos,… y más de un centenar de proyectos financiados por un valor cercano a los 25 MM de euros. Se pueden consultar en la web http://www.proyectofiare.com

Triodos Bank, el Grupo Triodos gestiona un balance total de 6.800 millones de euros, cuenta con más de 355.000 clientes en Europa y tiene un portfolio actual de más de 22.000 inversiones con valor añadido.

 

Ponentes

En las jornadas intervinieron Peru Sasia, profesor de ética en la Universidad de Deusto y presidente de Fiare, José Mª Company director de marqueting de Caixa Popular, Juan Antoni Sanchis director de Triodos Bank en la Comunitat Valencia y Jordi Calvo coautor del informe la banca armada.

Los organizadores de las jornadas han sido: Fundació Horta Sud, Escola de Cases de la Federació de Cases de Joventut, Fudación Movimiento Ciudadano, Associació Esplais Valencians, Associació de Dones Antares, Fundació Nova Feina, Associació de Vecinos del Barrio de San Francisco, Associació Impuls, Setem Comunitat Valenciana y la Fundación Ugarte.

Fuente: Fundació Horta Sud.

Patim se apoya en la banca ética para sacar adelante sus proyectos.

La banca ética se está convirtiendo en una respuesta eficaz para atender las necesidades financieras que muchas entidades sociales requieren en estos momentos. Cada día más proyectos, que hasta ahora se financiaban a través de la banca tradicional, se dirigen hacia este modelo alternativo. Patim acaba de conseguir, gracias a la intervención de Fiare, una línea de avales que permitirá la ejecución de distintos programas dirigidos a colectivos en riesgo de exclusión.
Fiare es una red de personas y organizaciones con vocación de crear alternativas dentro del mercado financiero actual para “construir una economía con otros valores al servicio de una sociedad más justa”. Como actividad bancaria, tiene su referente en la Banca Popolare Etica, una cooperativa de crédito que opera en Italia como banco ofreciendo todo tipo de productos y servicios “sin perder sus características de ausencia de lucro, democracia cooperativa y construcción de abajo a arriba”. Al igual que el resto de entidades financieras que operan en el marco del territorio español, todas las actividades de Fiare se pueden verificar desde la propia web del Banco de España.
La base social de Fiare está articulada por medio de distintas asociaciones territoriales, cada una de ellas es independiente y se autoorganiza según sus propias necesidades. En la actualidad, es una organización de banca ética con 2.879 personas socias y una amplia representación territorial. Desde su fundación, cuenta con 3 millones de euros de capital social, 28 millones de ahorro y 23 millones en crédito.
En plena recesión, el escaso respaldo que ofrecen las entidades financieras tradicionales para avalar proyectos impulsados por las organizaciones sociales está dificultando la puesta en marcha de numerosas iniciativas dirigidas a colectivos considerados en riesgo de exclusión. Un obstáculo que está obligando a una profunda reestructuración del Tercer Sector y que puede marcar un cambio de sentido. “Tras ponernos en contacto con el proyecto Fiare hemos encontrado una alternativa, el respaldo de una Sociedad de Garantía Recíproca para avalar proyectos que durante los últimos meses hemos intentado sacar adelante a través de los bancos y cajas de ahorro con los que llevamos trabajando muchos años”, explica el presidente de Patim, Francisco López y Segarra.
Fiare acaba de celebrar su primer encuentro estatal de socios en Madrid. Un espacio que ha servido para sentar las bases de la futura cooperativa de crédito y refrendar el momento de construcción final en el que se encuentra este proyecto de banca ética. La localidad de Rivas Vaciamadrid acogió una amplia representación de su base social, entre la que se encuentra Patim. Los temas centrales del encuentro fueron el plan de viabilidad de la futura cooperativa de crédito, el calendario, la estructura de gobernanza y participación, las mejoras del proceso de evaluación ético social y la financiación de proyectos.
El proyecto de construcción de una banca ética, ciudadana y cooperativa en España está a punto de alcanzar su meta pues espera convertirse en 2013 en una cooperativa de crédito junto a la organización Banca Popolare Etica, con la cual viene trabajando desde 2005. Este encuentro ha resultado decisivo para debatir las bases del proceso de integración y la estructura que tendrá la futura cooperativa de crédito.
Fuente: Noticias de Castelló.