Banca ética, la otra economía.


[Fuente: Andrés Villena, Kaosenlared]

Os incluimos un extracto del artículo de Andrés Villena donde se menciona a Fiare como uno de los ejemplos de Banca Ética en España:

“Los bancos éticos destacan además por tener tres grandes ámbitos de actividad: Por un lado, la economía social ; por otro, el medio ambiente, finalmente, una vertiente cultural y educativa…

En medio de una gravísima crisis económica, provocada en gran medida por los excesos del mundo financiero, hay cada vez más personas que se plantean qué hacen los bancos y cajas con sus ahorros. En este sentido, parece abrirse una oportunidad para un tipo diferente de entidades, que hagan más énfasis en la transparencia y la participación horizontal en actividad y que, a ser posible, vinculen sus inversiones a actividades socialmente sostenibles. Quizá haya llegado, para muchos, la hora de los denominados bancos éticos.

¿Qué es un banco ético? ¿Es posible compaginar la actividad bancaria y crediticia con los principios solidarios? Arcadi Oliveres, Profesor de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Catalunya, diferencia las actividades de estos bancos de las del resto de entidades privadas, que en su opinión se han pervertido en las últimas décadas. Para Oliveres, en la banca ética, “la característica más importante es la transparencia, que la gente sepa en todo momento qué se está haciendo con su dinero”.

Los bancos éticos destacan además por tener tres grandes ámbitos de actividad, tres áreas en la que invertir prioritariamente el dinero de sus clientes: “Por un lado, la economía social, cooperativa, como empresas para discapacitados, iniciativas para gente sin empleo, etc.; por otro, el medio ambiente, con entidades de carácter ecológico, de conservación de los bosques…; finalmente, una vertiente cultural y educativa”.

[…]

otro ejemplo reseñable, al margen de alguna cooperativa con fines estrictamente sociales, es el de la Fundación Inversión Ahorro Responsable (FIARE), establecida en España desde 2003, cuando un grupo de personas y movimientos sociales, concienciados sobre las carencias existentes, decidieron poner en marcha una iniciativa financiera bastante diferente a las predominantes.

Nada más comenzar a hablar con su director, Peru Sasia, comenzamos a ver las diferencias con las entidades tradicionales, pero también con otros bancos éticos: “Nosotros no somos un grupo de emprendedores que ha visto un nicho de mercado; entendemos que el reto de la actividad financiera trae implícita la banca ética como un proyecto político”. De este modo, el servicio del crédito se convierte en una herramienta con la que esta fundación, constituida por más de 600 movimientos sociales, aspira a transformar la realidad.

Participación, además de la transparencia

Aparte, por supuesto, de la mencionada transparencia, en FIARE cuentan con otro pilar: la participación. “Como buscamos orientar la intermediación financiera al servicio de sociedades más justas, tenemos muy claro que necesitamos del concurso de los movimientos sociales para definir ese objetivo de justicia: para nosotros puede ser más importante luchar contra el desempleo o los problemas de los inmigrantes que asuntos, por ejemplo, como la agricultura ecológica. Conocer los retos existentes exige además cercanía al territorio y, sobre todo, fiarse de los movimientos sociales, cosa que no han hecho las cajas de ahorro, que siempre los han considerado flojos, débiles o poco constantes”.

Pese a que los dos modelos de banca ética expuestos entienden que la actividad financiera ha de estar al servicio de la economía real, en FIARE encontramos, además, un proyecto político ideológicamente muy definido: “Este sistema nos mueve a sentirnos inseguros, muy frágiles en nuestro trabajo, a buscar mayor consumo y seguridad, etc. Lo que hemos conseguido es, creando las condiciones adecuadas, rescatar valores que estaban enterrados. Y con ello comprobamos que podemos ofrecer depósitos en los que el cliente puede llegar a renunciar al tipo de interés; y vemos que hay mucha gente que no se muere por un bolígrafo o por un punto más de rentabilidad y que puede ser solidaria, cooperadora y austera en el consumo”.

“Un proyecto tan a contracorriente tiene que estar basado en redes concéntricas de confianza, de boca a boca, etc. Retribuimos poco el ahorro, pero somos muy competitivos en los préstamos, porque entendemos que es el área en la que más tenemos que ayudar”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: