El papel de la banca ética en la construcción de la paz


Artículo publicado en la web www.otromundoesposible.net.

Quizás cuando hablamos de construir la paz estamos dando a entender que la paz no es una cosa natural, espontánea y sencilla, sino que es algo que es preciso crear y requiere un esfuerzo. De hecho, podríamos decir que el estado natural del ser humano en el mundo actual es el conflicto. La ausencia de paz va mucho más allá de las guerras, está presente en todos los ámbitos de la sociedad y afecta a personas de todas las edades y ámbitos: la pareja, la familia, la escuela, el trabajo…

Nos encontramos ante una profunda crisis individual del ser humano, con repercusiones globales en toda la humanidad y en el planeta. La solución a ella requerirá de un análisis profundo y global de esta situación y de los fenómenos que la caracterizan. Cualquier simplificación reduccionista se mostrará, como así ha sido hasta ahora, totalmente ineficiente.

Si hacemos un repaso a la historia, veremos que el ser humano ha evolucionado desde épocas en las que era más importante el pueblo y la tribu hasta la época actual, en la que prima un individualismo egoísta. Por otro lado, y aquí surge ya una  contradicción, los conceptos de nación y patria han evolucionado hacia un concepto más global de la Tierra. La globalización también ha traído aspectos positivos, y el principal es precisamente esta consciencia global de la humanidad.

Por tanto, estamos ante una polaridad que hemos de aprender a resolver: por un lado, desarrollar un individualismo personal, necesario para llegar a la aspiración suprema del ser humano: la libertad; y por otro, sentirnos cada vez más partícipes de una única comunidad mundial: la humanidad. Esta polaridad es el origen de los conflictos.

Toda la economía actual está basada en el objetivo de alcanzar el máximo beneficio personal, es decir, en el egoísmo, que se esconde tras palabras socialmente aceptadas como “mercado libre”, “libre competencia” o “ley de oferta y demanda”. Esto último es curioso: nadie me ha sabido explicar nunca por qué en economía las leyes son leyes y quién las ha promulgado.

¿Hay alguna solución? ¿Realmente existe una ley de la oferta y la demanda o hay opción para la libertad? Personalmente estoy convencido de que la única solución a la polaridad individuo-comunidad es el individualismo ético, es decir: desde la libertad individual, desarrollar la consciencia y la responsabilidad global, no motivada por los condicionantes exteriores ni interiores, sino por aquello que es reconocido como verdad.

También en la banca es posible la ética, es decir, la gestión de los ahorros de forma consciente y con responsabilidad, no dejando a las empresas que los utilicen con fines puramente egoistas sin tener en cuenta cómo afectará eso a otras personas y al propio planeta. Llevamos nuestro dinero a las entidades financieras preocupados únicamente por la rentabilidad que nos darán, sin pensar en cuál es el comportamiento general de la entidad con sus inversiones.

Sin embargo, podríamos enfocar esto desde un aspecto más positivo: es posible utilizar el dinero para mejorar la calidad de vida de los demás y cuidar el medio ambiente. Aún más: utilizar nuestros ahorros de forma libre y creativa para mejorar el mundo y construir la paz.

No podemos pedir a las empresas y a los gobiernos que cambien su actitud si nosotros no somos capaces de ser coherentes con nuestras decisiones en algo tan sencillo como la gestión de nuestros ahorros. No podemos seguir apoyando con nuestro dinero a aquellas entidades financieras que, total o parcialmente, están financiando empresas que no permiten la paz, que con su ambición por el máximo beneficio inundan el planeta de conflictos humanos y ambientales. Hemos de ahorrar nuestro dinero en coherencia con nuestras ideas y nuestro corazón. Éste es uno de los conceptos más revolucionarios y eficientes para construir la paz. Con la banca ética esto es posible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: