Artículo sobre Proyecto Fiare (Dominical)


El artículo está extraído del blog  “Arquitectos de otro mundo”:

Creen que el sistema necesita un cambio y tienen la energía y la preparación para plantearlo. ¿Quién dijo que no hay alternativas? Ellos las han encontrado.

ALBERT GASCH, FIARE. BANCA ÉTICA. “Aplicamos a las finanzas criterios de transparencia y participación”.

Dice que no trabajaría en un banco “ni loco, ni cobrando el doble” que donde trabaja ahora. Que no es otro sitio que un banco. Pero un banco diferente: un banco ético. Albert Gasch, barcelonés de 37 años, trabaja en Fiare (Fundación para la Inversión y el Ahorro Responsable), una entidad que actúa como agente en España de la consolidada Banca Popolare Etica italiana con una finalidad: invertir el ahorro de personas, colectivos, empresas y administraciones públicas en proyectos viables de economía social y solidaria. Vamos, que los fondos que depositan los clientes en sus cuentas de ahorros se convierten en créditos destinados a financiar proyectos que no siempre encuentran el apoyo de la banca tradicional. Las ONG´s y fundaciones que luchan por la integración de colectivos en riesgo de marginación y por la protección del medioambiente se benefician de ello.

“Intentamos acercarla financiación a los excluidos financieramente –explica Gasch–, y hacerlo aplicando criterios de transparencia y participación”.

Es decir dando a los clientes la posibilidad de elegir en qué ámbito quieren que se invierta su dinero y animándoles a convertirse en socios de la entidad, lo que les permitirá asistir a las asambleas en las que se definen las líneas de actuación y se elige a los miembros de la comisión ético-social que evaluará, con criterios de viabilidad y beneficio para la comunidad, la idoneidad de los proyectos. Para convertirse en socio de Fiare, basta con aportar 300 euros al capital social, que se recuperan si se decide abandonar el proyecto. “Y cada socio tiene un voto, independientemente de la cantidad que haya aportado. Así se logra que el banco sea de todos, y que no esté al servicio de los intereses de unos cuantos”.

El proyecto Fiare nació en Bilbao en 2001. Poco a poco fueron abriendo oficinas en el reste de capitales vascas, en Madrid, en Pamplona y en Valencia.

La oficina donde trabaja Albert Gasch, la de Barcelona, fue inaugurada en 2008 y, desde  entonces, ha recogido más de 3,36 millones de euros en depósitos y ha concedido créditos por valor de 3,85 millones.

 En el conjunto de España, el montante de los depósitos supera los 21 millones de euros, y el de créditos, los 13,6. Por el momento, ésas son las dos únicas actividades que lleva a cabo Fiare, aunque el objetivo es poder llegar a ofrecer los mismos servicios que un banco convencional, algo que ya está cerca de hacer, por ejemplo, Triodos Bank, el referente de la banca ética en Europa, que tiene oficinas en España desde 2004.
Al ritmo que está creciendo Fiare, explica Gasch, lograrán ese objetivo “de ser un banco pequeño pero consolidado, con todos los servicios”, en el plazo de dos o tres años. “Aunque es muy complicado aventurarlo”, matiza con prudencia. Su día a día en la oficina no es muy diferente del de un trabajador de cualquier otra entidad: “Informo a los clientes, abro depósitos, atiendo incidencias… Aunque en algo sí es distinto: dedico un buen rato a explicar a quienes entran a ver qué ofrecemos qué significa este proyecto, cuál es su valor’. Los empleados de banca convencional hablan de beneficios dinerarios. Él habla de transparencia y responsabilidad. Y le escuchan. “El proyecto se vende solo: ahorro seguro con un destino interesante. Y menos mal que es así, porque yo soy muy mal vendedor: sólo soy una persona que cree en lo que hace”.

Esa fe es la que le llevó a dejar un puesto en la Administración catalana asesorando a quienes querían montar cooperativas, en el que aprovechaba su licenciatura en Derecho, por un empleo que no está relacionado con su formación y en el que cobra menos y trabaja más. “Pero es que siempre he querido participar en la creación de estructuras que dieran músculo a la economía solidaria, y aquí lo puedo hacer. Y estoy harto de filosofadas. Todos compartimos el diagnóstico de que el mundo va mal, pero no basta con eso: hay que actuar. Fiare lleva a cabo una acción directa, resolutiva y transformadora. Para mí esto es más que un trabajo: es una extensión de mi forma de pensar”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: